ARGENTINA NO JUGARA LOS JUEGOS OLÍMPICOS 2024

El equipo perdió con Bahamas en la final del Preclasificatorio Olímpico.

SELECCIONES 21 de agosto de 2023 Redacciones Todobasket
JgD5N2zSs_400x400__1
Foto: Olé

Por primera vez desde Sídney 2000, Argentina no estará en la cita más importante del deporte.

Ya sin las figuras de la Generación Dorada (solo queda Carlos Delfino, con 40 años) y con un recambio en el que únicamente Facundo Campazzo y Gabriel Deck parecen preparados para ponerse el equipo al hombro, el conjunto nacional demostró otra vez que le costó el cierre de un encuentro pesado. Después de haberse ido arriba en el marcador al cierre del tercer cuarto por cuatro puntos (63-59), los dirigidos por Pablo Prigioni bajaron considerablemente su efectividad en ataque y, además, no pudieron contener el tiro exterior de su rival. Tanto es así que Bahamas completó su mejor parcial (sumó 23 unidades) y lo hizo, principalmente, gracias a la mano caliente de Eric Gordon, quien clavó 27 puntos (6/7 en triples) y de los rebotes de Deandre Ayton (16).

Campazzo volvió a dar la talla. Se vistió de titiritero: jugó e hizo jugar a los suyos. Con un doble-doble de 17 asistencias y 14 puntos, se hizo cargo del equipo durante 37 minutos. A diferencia de otros partidos en el que dividió el armado de juego con Luca Vildoza, su excompañero en Estrella Roja, contra los caribeños casi que no pudo sentarse en el banco a descansar. Es que el marplatense se lesionó en las semifinales contra Chile y cuando Prigioni optó por darle la manija a Lucio Redivo, no hubo fluidez en ataque.

También, Deck puso la cara. Pidió estar desde el primer minuto, pese a haber estado cuatro meses parado por una lesión en la rodilla. Y fue el goleador con 21 puntos, donde se lució en el poste bajo. A diferencia del debut, Argentina mejoró considerablemente en la zona pintada con el Tortu y Juan Fernández (8 unidades), un debutante que llegó para quedarse.

Sin embargo, todo lo que salió bien durante 30 minutos, en los 10 finales no funcionó: la defensa flaqueó nuevamente, no logró cubrir el tiro perimetral (casi 40% de efectividad) y encima falló algunos libres en momentos clave que empezaron a alejar al equipo del tablero, una distancia que luego no logró reducir.

Se acabó el sueño de ir a París. Ahora es tiempo de pensar, hacer un balance y volver a tirar las cartas para tratar de evitar los golpazos de este durísimo 2023.

(Fuente: Olé)

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email